domingo, 23 de noviembre de 2008

El video Pamela Alfaro

Hace un mes la llamaron de una estación de radio para preguntarle por la polémica cinta. Ella dijo que no existía. El lunes pasado hubo un sacudonazo en la tendencia de las búsquedas porque había algo nuevo en el ciberespacio. El martes Ariel dio un banderazo que se disipó al día siguiente (él fue quien llegó más lejos) y hasta hoy los bloggers seguimos construyendo agenda de discusión.

Pamela no tiene un pelo de tonta. Ella como adulta participó libremente en su propia filmación porque así lo decidió. A partir de ahí la privacidad o publicidad era un asunto de probabilidades. Si ella tenía la única copia del filme la probabilidad era baja. Si se la daba a alguien aumentaba significativamente, sobre todo si la relación se distanciaba. Si un tercero accedía al archivo el riesgo era inminente.

Un adulto que utiliza la tecnología para inmortalizar su intimidad está asumiedo la posibilidad de propagación. Esto es una decisión de adulto y no un test de coeficiente intelectual. Si ella fue la víctima de un hombre que divulgó la cinta, 'ese' debería ser el señalado, así las muchachas y eventuales suegros quedarían advertidos. Esa consecuencia, posiblemente, sería la única que asumiría nuestro hipotético chavalo. Hasta hoy no sabemos quién es.

El charral de Pamela. Lo malo es que estamos en el trópico. Aunque ella se dio a conocer por un canal internacional aquí no es Santiago de Chile, Buenos Aires o el Distrito Federal. San José es un charral con luces y por eso la gente no reacciona igual como lo hace cualquier neoyorkino ante un desnudo de Brooke Burke.

Por más títulos académicos, viajes a Miami y Palm el maicero interior se niega a morir. La diferencia es que en los matorrales de antaño tenía que ser silencioso para samuelear mientras que en los charrales virtuales es indiscreto y ofensivo.

El maicero ve el video varias veces y después del episodio onanista cierra la laptop, busca el tocadisco, pone el acetato y canta "y mi campesina ya no es tan labriega, ya no es tan sencilla... usa pantalones... ya no usa trencillas" (frase mal recordada de una canción de Lencho Salazar). Luego, se coloca nuevamente frente al teclado para dar rienda suelta a la misoginia, crear un debate limítrofe con temas de vestido blanco, rosas rojas, etc. y en próximos días de seguro promoverá el cinturón de castidad.

Con los dedos de la mano: La Chica E! asiste a fiestas de "famosos", tiene menciones en la sección de farándula y presenta al novio a los medios porque ha decidido mantener a la opinión pública al tanto de su vida personal. Si ahora quiere privacidad se le dificultará por un tiempo recuperar el espacio que en días soleados había cedido.

Aunque se cuentan con los dedos de la mano los videos de "famosas" que han polemizado tiquicia, al menos sabemos que Nicole se la jugó bien al pronunciarse sobre su video y saciar las ansiedades de curiosos. Sin embargo es un hecho que Pamela podría optar por no volver nunca más y/o callar. Esa estrategia, aunque equivocada, es también su desición ¿Se equivocará dos veces?

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Sígueme