lunes, 30 de julio de 2012

Vídeo íntimo de la viceministra de cultura: de la moral privada a la inquisición pública

La escena ya fue vista: la entonces viceministra de Cultura, Karina Bolaños, envía un videomensaje a un tal Pequis.

Hasta ahí todo era como cualquier filtración tropical morbosa, de las que en el primer mundo producen fama, pero en el tercero linchamientos morales.

Pero asomó la cabeza el gobierno dando un giro extrañísimo a la situación... tratando de construir una oportunidad política.

Zapote amaneció con el diagnóstico popular de corrupto y carente de liderazgo, y quiso apalancarse en los 56 segundos para exhibir una firmeza y honestidad cosmética.

Expulsaron a la pecadora, según ellos, para quedar en sintonía con la ética nacional mientras la multitud hiciera  puntería con las flechas.

Pero una vez más fracasó: no han faltado voces denunciando la doble moral sexual de un gobierno que considera asunto privado que un ministro despida a su amante sulbalterna y protege a otros jerarcas absolutamente cuestionados...

Una persona fue víctima de un delito informático y luego condenada en la hoguera del populismo de lo que parece ser el cuatrienio sin logros.

Solo puedo decir homo homini lupus porque no sé cómo se dice mujer ni loba en latín.

+Sobre el tema también se han referido El Chamuko y H3dicho.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Sígueme